Figuras historicas

Gran parte de mi viaje a Mexico se centró en los días dedicados al EZLN, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

En la escuela secundaria, comenzaron los primeros acercamientos a la política con las manifestaciones.
Es aquí donde empecé a soñar la Selva Lacandona, preguntándome cómo conocer al EZLN.
Sus pasamontañas y sus frases me fascinaron: “somos un ejército de soñadores y por eso somos invencibles” acompañé mis estudios y el resto de mi vida.
Crucé el océano con el deseo de encontrarlos. Y lo hice, partiendo de la ciudad simbólica de Chiapas: San Cristóbal de Las Casas.

Pasé 3 días con ellos: 2 días en dos Caracol diferentes y 1 día en la selva con una base zapatista.

Este es un artículo muy largo, en el que uso principalmente las palabras del EZLN, extrapoladas de lo que me explicaron en persona y de sus comunicados de prensa y libros.
Me gustaría transmitir las enseñanzas que provienen de las montañas del sureste mexicano.

Espero que lo lean, con sus formas, sus tiempos, su geografía.

 

EZLN - Para todos todo - nada para nosotros

 

POR QUÉ EZLN

En Chiapas, la mayoría de los habitantes son descendientes de los pueblos originales: Maya, Tzotzil, Tzeltal, Chol, Tojolabal, Zoque y Mam.
Y como tal, siempre discriminado y privado de cualquier derecho colectivo e individual.
Después de 500 años de abusos, el 17 de noviembre de 1983, un grupo de personas, incluidos nativos y mestizos, dieron a luz al EZLN.

 

EZLN - saludo

 

Nacido como un clásico ejército revolucionario guerrillero, en 1986 era ahora un grupo armado, fuertemente indígeno, un alumno que escuchaba atentamente y tartamudeaba sus primeras palabras con un nuevo maestro: los pueblos indios.
El EZLN ha aprendido a escuchar y hablar.
Rápidamente se convirtió en una organización de miles de combatientes «fusionados» con las comunidades indígenas. Dejaron de ser «extranjeros» y se convirtieron en parte de ese rincón olvidado del país y del mundo: las montañas del sureste mexicano.
Ya no existía el EZLN por un lado y las comunidades por el otro, simplemente eran todos Zapatistas.

 

EZLN - bases de apoyo - murales Zapata

 

Todavía estaban en la fase de aprendizaje (y nunca dejas de aprender), cuando el entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, tuvo la idea «brillante» de hacer reformas que cancelaran el derecho de los agricultores a la tierra.
El TLCAN, el tratado de libre comercio de América del Norte entre Canadá, Estados Unidos y México, fue tremendo.
Para los pueblos originales (sin distinción alguna entre las comunidades y el EZLN) la tierra no es una mercancía, sino que tiene connotaciones culturales, religiosas e históricas.
Entonces, pronto, las filas del EZLN crecieron exponencialmente, pero desafortunadamente la miseria y la muerte, especialmente de niños menores de 5 años, también crecieron.

Esto sucedió en todas las comunidades indígenas de México, pero la diferencia fue que en Chiapas ya estaban armados y entrenados para una guerra.

La muerte por olvido fue (y es) la peor de las muertes y se enfrentaron a una elección, pero no entre la vida o la muerte, sino entre un tipo de muerte y otro.
La decisión colectiva aprobada por cada una de las decenas de miles de zapatistas originó esa chispa que fue el amanecer del 1 de enero de 1994.
Ese día, miles de indígenas cubiertos con sus pasamontañas y armados con rudimentarios rifles y machetes reclamaron lo que se les negó: un nuevo mundo hecho de trabajo, tierra, techo, alimentos, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz.

Gritando “¡Ya basta!” y “¡tierra y libertad!”, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional llegó al mundo ocupando las oficinas municipales de San Cristóbal de Las Casas, Altamirano, Las Margaritas, Ocosingo, Oxchuc, Huixtán e Chanal.

Esa madrugada en 1994 salieron con la certeza de que los habrían hecho pedazos pero que la acción habría atraído la atención de buenas personas sobre un crimen no menos sangriento, porque se mantuvo en silencio y lejos de los medios: el genocidio de miles familias indígenas mexicanas.
La sorprendente y inesperada revuelta zapatista, transmitida por todas las televisiones, puso en primer plano a Chiapas, el estado más meridional de México y aún hoy el más pobre.

 

EZLN - Caracol Morelia - en pie de lucha

 

La lucha armada en realidad duró poco más de diez días, durante los cuales el ejército regular intentó recuperar el control de las áreas ocupadas y la población salió a la calle exigiendo un alto el fuego. El entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, en su último año de mandato, aceptó la propuesta de diálogo del EZLN, mediada por la diócesis de San Cristóbal y por el obispo Samuel Ruiz García..

Desde el principio, el EZLN ha convertido la comunicación con el resto de México y el mundo en una prioridad: gracias al uso de la tecnología (celulares, Radio Insurgente y luego, por supuesto, Internet) ha creado a su alrededor una defensa local internacional e internacionalista muy sólida, conformado por organizaciones, grupos, colectivos y personas a nivel individual, unidos de acuerdo a su tiempo, geografía y forma, sin tener que contar la distancia, sin importar muros y fronteras o las cercas que nos ubican.
El Subcomandante Insurgente Marcos y sus comunicados de prensa se han convertido en un punto de referencia.
Para mucha gente fue el «líder» del EZLN, pero la realidad es totalmente diferente.
Fue el Ejército Zapatista de Liberación Nacional quien habló a través de su voz.
Y todos se dieron cuenta el 25 de mayo de 2014 cuando el Subcomandante Marcos murió.
Era casi cómico leer media en todo el mundo, incapaz de ir más allá de las palabras «Marcos muerto».
Los Zapatistas llevan el nombre de sus ausentes y ese mismo día nació el Subcomandante Insurgente Galeano.
Mueres para vivir y vives para no morir.
Galeano fue el nombre de un maestro indigeno Zapatista, atacado, secuestrado, torturado y asesinado por paramilitares el 2 de mayo de 2014.
El propio Galeano tomó su nombre para la pelea de Hermenegildo Galeana, revolucionario mexicano del siglo XIX.
En aquellos días, la gestión colectiva del EZLN decidió matar al personaje apodado SupMarcos, entonces portavoz de los zapatistas, y confiar esa tarea al Subcomandante Insurgente Moisés, desde siempre, como muchos otros, en las filas zapatistas.

Los enemigos nunca aprendieron a mirar la luna, el EZLN, en lugar del dedo indicador, el difunto Marcos.

EZLN - Caracol Morelia - Escuelita

 

EL NACIMIENTO DEL AGUASCALIENTES

El 8 de agosto de 1994, en la sesión de la Convención Nacional Democrática celebrada en Guadalupe Tepeyac, el Comandante Tacho, en nombre del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comando General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, frente a unas 6,000 personas de diferentes partes de México y países del mundo, el llamado Aguascalientes.
Se había hecho necesario tener un espacio para aprender a escuchar y hablar con esa pluralidad llamada «sociedad civil».
Construyeron el espacio y como iba a ser la sede de la Convención Nacional Democrática, lo llamaron Aguascalientes, recordando el estado que fue sede de la Convención de las Fuerzas Revolucionarias Mexicanas a fines de 1914, donde los diversos grupos liderados por Emiliano Zapata, Pancho Villa, los hermanos Flores Magón y Venustiano Carranza.
Sin embargo, ese espacio nació vinculado a una iniciativa política específica y muchos pensaron que después Aguascalientes ya no tendría sentido.

El Aguascalientes fue el Arca de Noé, la Torre de Babel, el barco pirata, la paradoja anacrónica, la tierna locura de los sin rostro, lo absurdo de un movimiento civil en diálogo con un movimiento armado, la esperanza, la biblioteca, hogares, casa de salud, duchas, música popular, esfuerzo común por el cambio.

El camino para llegar a la construcción de lo que fue el primer Aguascalientes fue duro y doloroso. Y no por su construcción física (completada en tiempo récord y sin spot en televisión), sino por su construcción conceptual.
Después de los primeros días de lucha, después de prepararse durante 10 años para hacer la guerra, fueron invadidos por un verdadero ejército de periodistas y hombres y mujeres de los más diversos antecedentes sociales, culturales y nacionales.
Los periodistas continuaron mostrándose intermitentemente, pero lo que ellos llaman «sociedad civil», para distinguirlo de la clase política y no encasillarlo en las clases sociales, siempre ha sido constante.
Años enteros preparándose para disparar con un arma y resulta que tienen que disparar son palabras. Un guerrero no olvida lo que aprende y ellos han aprendido a escuchar y hablar.

 

EZLN - Caracol Morelia - murales

 

MUERTE DE EL AGUASCALIENTES Y ACUERDOS DE SAN ANDRÉS

Luego vino la traición del 9 de febrero de 1995 cuando el recién instalado presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, traicionó los pactos.
Aunque las conversaciones de paz continuaban, intentó capturar la comandancia del EZLN, destruyó el Aguascalientes de Guadalupe Tepeyac donde construyó una base militar, fortaleció la presencia militar y paramilitar en las áreas de influencia de los Zapatistas y apoyó actos de violencia y masacres de civiles.

 

EZLN - bases de apoyo - faltan los presos

 

Al final del 1995, el EZLN respondió proponiendo a la sociedad civil la construcción de nuevos Aguascalientes, como símbolo de resistencia y rebeldia.

Mientras tanto, las negociaciones entre el EZLN y una comisión parlamentaria compuesta por diputados y senadores de todos los partidos políticos llegaron el 16 de febrero de 1996 a la firma en el municipio chiapaneco de San Andrés Larràinzar de cuatro documentos conocidos como «Acuerdos de San Andrés«, según los cuales el gobierno debe modificar la Constitución, reconociendo a los pueblos y culturas indígenas, garantizándoles autonomía.

Se reconoció que:
– los pueblos indígenas han sido objeto de sujeción, desigualdad y discriminación, lo que ha llevado a una situación estructural de pobreza, explotación y exclusión política;
– la participación de los pueblos indígenas es necesaria para que sean actores fundamentales en las decisiones que afectan sus vidas;
– los pueblos indígenas son nuevos sujetos de derecho, respetando sus orígenes históricos, sus solicitudes, la pluriculturalidad de la nación mexicana;
– los pueblos indígenas mexicanos podrán decidir su forma de gobierno y sus formas de organizar organizaciones políticas, sociales, económicas y culturales;
– El Estado federal se compromete a ampliar la participación y representación política de los pueblos indígenas a nivel local y nacional, reconocer sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales, garantizar su pleno acceso a la justicia ante los organismos estatales, reconocer sus sistemas reguladores interna para la solución de conflictos, así como sus peculiaridades formas de organización.
Por lo tanto, una reforma de la Constitución Federal y del orden jurídico habría garantizado a las comunidades el estatus de sujetos de derecho público, el derecho de los municipios con población mayoritaria indígena a asociarse libremente, la participación indígena en las actividades del gobierno, la libre determinación y autonomía de los pueblos indígenas.
El territorio habitado por los pueblos indígenas se consideraba su hábitat natural y, por lo tanto, debía protegerse en conjunto con ellos.
Se reconoció a los pueblos indígenas el derecho a la explotación directa de los recursos naturales y el uso colectivo de las tierras no cultivadas.

Pero nada de esto se ha hecho nunca.

 

EZLN - bases de apoyo - no lluvia no arcoiris

 

RENACIMIENTO DE AGUASCALIENTES: DE 1 A 5

Pero si algo caracteriza a los zapatistas, es la tenacidad («o tontería», tal vez uno piensa).
No había pasado ni un año desde la muerte de Aguascalientes de Guadalupe Tepeyac, que en 1996 surgieron nuevos Aguascalientes en varias partes del territorio rebelde:

Aguascalientes I       (La Realidad),
Aguascalientes II     (Oventik),
Aguascalientes III    (La Garrucha),
Aguascalientes IV    (Morelia),
Aguascalientes V      (Roberto Barrios).

Estos Aguascalientes eran lo que tenían que ser: espacios de reunión y diálogo con la sociedad civil nacional e internacional, lugares para grandes iniciativas y el lugar donde la «sociedad civil» y los zapatistas se reunían diariamente.

 

EZLN - Caracol Morelia - Territorio Zapatista en Rebeldia

 

Pero alguien no entendió el significado de la lucha zapatista.
Ha habido ONG que organizaron eventos para recaudar fondos (reteniendo una gran parte del dinero para los «gastos incurridos») o trataron de imponer unilateralmente proyectos y obras que consideraban urgentes y fundamentales, sin preguntar y teniendo en cuenta los pensamientos de los demás, también decidiendo formas y veces.
Hubo conquistadores modernos, disfrazados de partidos de izquierda progresista, que los amenazaron: pidieron votar por ellos porque habían evitado el genocidio en los primeros días de 1994 y por esto estaban en deuda con ellos, de lo contrario los habrían abandonado por considerarlos culpables de enviar la derecha al gobierno.

Pero los Zapatistas no lo entendieron.
Se levantaron para comandarse a sí mismos, no por ser comandado por otros.
Los Zapatistas continuaron escuchando y hablando, imaginando, creciendo, viviendo, muriendo, construyendo escuelas y clínicas, no buscan ayuda sino que quieren gobernarse a sí mismos sin el parásito llamado gobernante.

Los conquistadores modernos han regresado a la ciudad, han continuado haciendo marchas, gritando consignas a las que agregan tweet, hashtag, like, trending topics y followers. En sus partidos políticos hay los mismos que ayer estuvieron en la derecha reaccionaria, en sus mesas los asesinos y los familiares de los asesinados se sientan juntos, riendo y brindando juntos por el dinero recibido, quejándose y llorando juntos por los asientos perdidos.

En la tierra de los acreedores de la ciudad, el maestro continúa al mando, con otra cara, otro nombre, otro color.
En Tierra Zapatista, el pueblo manda y el gobierno obedece.

MUERTE DE LOS AGUASCALIENTES

A julio de 2003 llevó la decisión de matar a los Aguascalientes.
Las comunidades zapatistas, cansadas de las limosnas de alguna «sociedad civil» y del paternalismo de algunas ONG, el 8 de agosto de 2003, aniversario del primer Aguascalientes, decretaron la «muerte bien muerta» de los Aguascalientes.

La fiesta (porque hay muertos que deben celebrarse) se celebró en Oventik, con todas las personas que en esos diez años apoyaron a las comunidades rebeldes con planes, campamentos y caravanas de paz, escuchando atentamente, con la palabra compañero, con lo que es pero no siempre con compasión y limosna.

NACIMIENTO DE CARACOLES Y JUNTAS DE BUEN GOBIERNO

El 9 de agosto de 2003, nacieron los Caracoles y Juntas de Buen Gobierno, la culminación de un importante progreso en el proceso autónomo.

En cada Caracol, donde también hay clínicas de salud, escuelas, casas, bibliotecas, oficinas de vigilancia e información, etc., se distingue perfectamente una nueva construcción, la llamada «Casa de la Junta del Buen Gobierno».

EZLN - Caracol Oventik - Casa de la Junta del Buen Gobierno

 

La «Junta del Buen Gobierno«, (que se llama así no porque sea a priori «bueno», sino para diferenciarlo del «mal gobierno») está compuesto por 1 o 2 delegados de cada uno de los Consejos Autónomos de esa área.
Representa el esfuerzo organizativo de las comunidades, no solo para enfrentar los problemas de autonomía, sino también para construir un puente más directo entre ellas y el mundo.

Deben contrarrestar el desequilibrio en el desarrollo de municipios y comunidades autónomas, mediar en los conflictos entre municipios autónomos zapatistas y municipios gubernamentales, seguir las quejas contra las violaciones de los derechos humanos, garantizar que los proyectos acordados con las comunidades se lleven a cabo en los tiempos y formas acordados. hacer cumplir las leyes que, en común acuerdo con las comunidades, están vigentes en los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas.
También deben gestionar las relaciones con la «sociedad civil»: asistir y guiar visitas a comunidades, llevar a cabo proyectos de producción, instalar campamentos de paz, promover y aprobar la participación de compas zapatistas en actividades o eventos que tienen lugar fuera de las comunidades rebeldes. .

En resumen, para asegurarse de que en el territorio rebelde zapatista, el pueblo manda y el gobierno obedece.

Los municipios autónomos rebeldes zapatistas continúan manteniendo jurisdicción exclusiva sobre justicia, salud, educación, vivienda, tierra, trabajo, alimentación, comercio, información, cultura y tránsito local.
El Comité Clandestino Revolucionario Indigena supervisa el funcionamiento de las Juntas del Buen Gobierno para evitar actos de corrupción, intolerancia, arbitrariedad, injusticias y desviaciones del principio zapatista de «mandar obedeciendo».

 

EZLN - Caracol Morelia - Casa de la Junta del Buen Gobierno

 

Cada Junta de Buen Gobierno tiene su propio nombre, elegido por los respectivos Consejos Autónomos:
La Junta del Buen Gobierno Selva Fronteriza (que incluye el área de Marqués de Comillas, la región de Montes Azules y todos los municipios en la frontera con Guatemala a Tapachula) se llama «Hacia la esperanza» y agrupa a los municipios autónomos: general Emiliano Zapata, San Pedro de Michoacán, Libertad de los Pueblos Mayas y Tierra y Libertad.

La Junta del Buen Gobierno Tzots Choj (que incluye los territorios en los que se encuentran los municipios gubernamentales de Ocosingo, Altamirano, Chanal, Oxchuc, Huixtán, Chilón, Teopisca y Amatenango del Valle) se llama «Corazòn del arcoiris de la esperanza» (en el idioma original «Yot’an te xojobil yu’un te smaliyel») y agrupa a los municipios autónomos: 17 de Noviembre, Primero de Enero, Ernesto Che Guevara, Olga Isabel, Lucio Cabañas, Miguel Hidalgo y Vicente Guerrero.

La Junta del Buen Gobierno Selva Tzeltal (que incluye parte de los territorios en los que se encuentra el municipio gubernamental de Ocosingo) se llama «El camino del futuro» (en el idioma original «Te s’belal lixambael») y reúne a los municipios autónomos: Francisco Gómez, San Manuel, Francisco Villa y Ricardo Flores Magón.

La Junta del Buen Gobierno Zona Norte de Chiapas (que incluye parte de los territorios en los que se encuentran los municipios gubernamentales del norte de Chiapas, desde Palenque hasta Amatán) se llama «Nueva semilla que va a producir» (en el idioma tzeltal «Yach’il ts’unibil te yax bat’p’oluc», en el idioma chol «Tsi Jiba Pakabal Micajel Polel») y agrupa a los municipios autónomos: Vicente Guerrero , Del Trabajo, La Montaña, San José en Rebeldía, La Paz, Benito Juárez y Francisco Villa.

La Junta del Buen Gobierno Altos de Chiapas (que incluye parte de los territorios que se encuentran en los municipios gubernamentales de Los Altos del Chiapas y se extiende hasta Chiapa de Corzo, Tuxtla Gutiérrez, Berriozábal Ocozocuautla y Cintalapa «) se llama»Corazòn céntrico de los Zapatistas delante del mundo» (en el idioma original «Ta olol yoon zapatista tas tuk’il sat yelob sjunul balumil») y agrupa a los municipios autónomos: San Andrés Sakamchén de los Pobres, San Juan de la Libertad, San Pedro Polhó, Santa Catarina, Magdalena de la Paz, 16 de Febrero y San Juan Apóstol Cancuc.

 

EZLN - Caracol Oventik - Emiliano Zapata

 

Entre las primeras disposiciones de las Junta del Buen Gobierno, están las siguientes:
Las donaciones y el apoyo de la sociedad civil nacional e internacional ya no podrán ir a alguien en particular o a una comunidad específica o municipio autónomo.
La Junta de Buen Gobierno decidirá, después de evaluar la situación de las comunidades, dónde es más necesario dirigir esa ayuda.
La Junta de Buen Gobierno impone el llamado «impuesto fraterno«, que es el 10% del total del proyecto.
Si una comunidad, municipio o colectivo recibe apoyo financiero para un proyecto, tendrá que entregar el 10% a la Junta de Buen Gobierno para que pueda asignarlo a otra comunidad que no recibe apoyo.
El objetivo es equilibrar ligeramente el desarrollo económico de las comunidades en resistencia. Ciertamente, no se aceptan descartes, limosnas o la imposición de planes.
Solo las personas, comunidades, cooperativas y empresas de producción y comercialización registradas en la Junta de Buen Gobierno serán reconocidas como zapatistas.
Esto asegurará que las personas que no son Zapatistas o que incluso son anti-zapatistas sean tratadas como Zapatistas. Los excedentes o las transferencias de crédito para la comercialización de productos de las cooperativas y empresas zapatistas se entregarán a la Junta del Buon Governo para que se pueda brindar apoyo a los compas que no pueden comercializar sus productos o recibir ningún tipo de apoyo.
Puede suceder que personas deshonestas engañen a la sociedad civil nacional o internacional presentándose en las ciudades como presuntos «zapatistas» enviados en «misiones secretas o especiales» para pedir dinero para los enfermos, proyectos, viajes u otras cosas similares.
Simplemente póngase en contacto con una de las Junta de Buen Gobierno (en el área de donde el «tramposo» dice que viene) y en unos minutos se aclarará si es o no un Zapatista.

Así que ahora las «sociedades civiles» saben con quién tienen que estar de acuerdo para proyectos, campamentos de paz, visitas, donaciones, etc.
Los defensores de los derechos humanos saben a quién deben enviar las quejas que reciben y de quién deben esperar una respuesta.
El ejército, la policía y los paramilitares del gobierno saben a quién atacar (teniendo en cuenta solo que atacarían y encontrarían a todo el EZLN).
Los medios honestos saben a dónde ir para entrevistas o reportajes en las comunidades.
Y el Poder del Dinero sabe a quién más temer.

 

ESCUELITA ZAPATISTA

Los zapatistas aprendieron solos a crear y gestionar su autonomía.
Una demostración de esto fue la Escuelita Zapatista, en la cual participaron más de 1,700 «alumnos» en el 2013 (más todos aquellos que participaron remotamente por videoconferencia y luego con los libros disponibles).

En aquellos días, la familia del alumno fue una familia indígena zapatista.
Los maestros de la Escuelita fueron las bases de apoyo zapatistas, quienes explicaron su pensamiento y su acción para la libertad según el zapatismo, sus éxitos, sus errores, sus problemas, sus soluciones, su progreso, cuánto más suspendido y cuánto más hacer, porque siempre hay algo que falta.

EZLN - Caracol Oventik - escuela secundaria

 

El estudiante no extrañaba nada con su familia: comía, trabajaba, descansaba, cantaba, bailaba y nunca estaba solo.

Todos los costos fueron cubiertos por los Zapatistas.

Las reglas, pocas y claras, se explicaron antes de la participación: respetar la vida en las comunidades zapatistas y sus reglas internas.
Está prohibido producir, comerciar, intercambiar y consumir cualquier tipo de droga y alcohol.
Está prohibido tener y usar cualquier tipo de arma, ya sea de fuego o «blanca».
Los que solicitan unirse al EZLN o cualquier cosa militar será expulsado porque la escuela no recluta ni promueve la lucha armada, sino más bien la organización y la autonomía para la libertad.
Se prohíbe la propaganda de cualquier tipo, política y religiosa.
Sin límite de edad para asistir a la escuela, sin discriminación de género, preferencia sexual, raza, credo, nacionalidad.

Por la mañana compartieron café, maíz y frijoles producidos independientemente para luego participar en las actividades diarias en la comunidad: limpiar el cafetal, cosechar maíz, cortar madera, hacer tortillas y frijoles.
Y durante estas actividades, las comunidades zapatistas y los compas de todo el mundo escucharon y hablaron, enseñaron y aprendieron. Todos participaron.
Todos salimos mejor.

CAMPAÑA «SAMIR FLORES VIVE»

La represión, la persecución y la muerte de pueblos indígenas por parte del gobierno, paramilitares, caciques, compañías extranjeras y delincuentes nunca se han detenido.
Decenas de compañeros militantes han sido asesinados y, entre ellos, un hermano muy respetado por los zapatistas: Samir Flores Soberanes.
En honor a las hermanas y hermanos que murieron, perseguidos, desaparecidos o en prisión, la campaña zapatista llamada «Samir Flores Vive» culmina en agosto de 2019.
Después de años de trabajo silencioso, los asaltos, las muertes, las mentiras, las difamaciones, las patrullas militares, las campañas de contrainsurgencia disfrazadas de programas sociales, el olvido y el desprecio han crecido, se han vuelto aún más fuertes y han roto el cerco.
Nacen nuevos Caracoles y otros municipios rebeldes zapatistas autónomos en nuevas áreas del sureste mexicano.
Aunque lentamente, como debería basarse en su nombre, los 5 caracoles originales reproducidos después de 15 años de trabajo político y organizativo y los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas (Marez) y su Junta de Buen Gobierno también tuvieron que dar a luz y criar hijos.
Ahora habrá 12 Caracoles con sus Junta de Buen Gobierno.
Este crecimiento exponencial se debe básicamente a dos cosas:
Uno, y el más importante, es el trabajo político organizacional y el ejemplo de las bases de apoyo, mujeres, hombres, jóvenes, niños y ancianos zapatistas.
La mayoría de estos jóvenes, principalmente mujeres, asumen tareas y les dan su creatividad, su ingenio y su inteligencia.

 

EZLN - Para todos todo - nada para nosotros

La otra es la política gubernamental que destruye la comunidad y la naturaleza. Las comunidades tradicionalmente afiliadas a los partidos se han visto afectadas por el desprecio, el racismo y la voracidad del gobierno actual, y han pasado a una rebelión abierta. Aquellos que pensaron, con su política de mendicidad de contrainsurgencia, dividir el zapatismo y comprar lealtad de los no zapatistas, en cambio dieron los argumentos que no lograron convencer a esos hermanos y hermanas de la necesidad de defender la tierra y la naturaleza.
Continúan con la concepción «indígena» de que los pueblos originales aspiran a vender su dignidad y dejar de ser lo que son, y que los indígenas son un objeto de museo, artesanía multicolor para que los poderosos oculten el gris de sus corazones.
De ahí su preocupación de que sus muros-trenes (el del Istmo y el llamado incorrectamente «tren Maya«) incorporen las ruinas de una civilización en el paisaje, para el disfrute del turista.

 

EZLN - bases de apoyo - defensa de la tierra

 

Durante estos años, el EZLN ha aprendido a mirar, escuchar y hablar sin falsedad, sin condenar, sin etiquetas, ha soñado para todo el mundo y no para un área o comunidad pequeña, han pensado e investigado formas y veces, han desafiado el desprecio de los poderosos que los consideran ignorantes y tontos, utilizando inteligencia, conocimiento e imaginación.

Y de todo esto nacen 11 nuevos Centros de Resistencia Autónoma y Rebelión Zapatista (CRAREZ), que se agregan a los 5 originales:

1. Nuevo Caracol «Colectivo el corazón de semillas rebeldes, memoria del Compañero Galeano».
Su Junta de Buen Gobierno se llama «Pasos de la historia, por la vida de la humanidad».
Su cuartel general es La Unión, una tierra recuperada, junto al ejido de San Quintín, donde se encuentra la guarnición del ejército del mal gobierno, municipio oficial de Ocosingo.

2. Nuevo Municipio Autónomo «Esperanza de la Humanidad».
Su sede se encuentra en el ejido Santa María, el municipio oficial de Chicomuselo.

3. Nuevo Ayuntamiento Autónomo «Ernesto Che Guevara».
Su sede se encuentra en El Belén, municipio oficial de Motozintla.

4. Nuevo Caracol «Espiral digno tejiendo los colores de la humanidad en memoria de [email protected] caídos».
Su Junta de Buen Gobierno se llama «Semilla que florece con la conciencia de [email protected] que luchan por siempre».
Su sede se encuentra en Tulan Ka’u, tierra recuperada, municipio oficial de Amatenango del Valle.

5. Nuevo Caracol «Floreciendo la semilla rebelde».
Su Junta de Buen Gobierno se llama «Nuevo amanecer en resistencia y rebeldía por la vida y la humanidad».
Su sede se encuentra en el Poblado Patria Nueva, tierra recuperada, municipio oficial de Ocosingo.

6. Nuevo Municipio Autónomo «Pareciendo conciencia para cosechar revoluciones por la vida».
Su sede se encuentra en Tulan Ka’u, tierra recuperada, municipio oficial de Amatenango del Valle.

7. Nuevo Caracol «En Honor a la memoria del Compañero Manuel».
Su Junta de Buen Gobierno se llama «El pensamiento rebelde de los pueblos originarios».
Su sede se encuentra en Dolores Hidalgo, tierra recuperada, municipio oficial de Ocosingo.

8. Nuevo Caracol «Resistencia y Rebeldía un Nuevo Horizonte».
Su Junta de Buen Gobierno se llama «La luz que resplandece al mundo».
Su sede se encuentra en Poblado Nuevo Jerusalén, tierra recuperada, municipio oficial de Ocosingo.

9. Nuevo Caracol «Raíz de las Resistencias y Rebeldías por la humanidad».
Su Junta de Buen Gobierno se llama «Corazón de nuestras vidas para el nuevo futuro».
Su sede se encuentra en el ejido Jolj’a, municipio oficial de Tila.

10. Nuevo Municipio Autónomo «21 de Diciembre».
Su sede se encuentra en la Ranchería K’anal Hulub, municipio oficial de Chilón.

11. Nuevo Caracol «Jacinto Canek».
Su Junta de Buen Gobierno se llama «Flor de nuestra palabra y luz de nuestros pueblos que refleja para todos».
Su sede se encuentra en la Comididad del CIDECI-Unitierra, municipio oficial de San Cristóbal de las Casas.

 

MI VIAJE EN LOS TERRITORIOS ZAPATISTAS

CARACOL DE OVENTIK

Mi primer encuentro con el EZLN tuvo lugar en Oventik.
Me subí a un colectivo en San Cristóbal y después de aproximadamente 2 horas llenas de emoción y tensión, llegué a la entrada del Caracol.
A un lado de la carretera, una señal recuerda que eres en Territorio Zapatista, al otro lado está la entrada real.

 

EZLN - Caracol Oventik - Territorio Zapatista en Rebeldia

 

Una barra bloquea el acceso y uno de los guardianes, con un pasamontañas, se acerca de inmediato.
Comunico mi nombre y pregunto si puedo ingresar.
Habla con un compañero y este se dirige a una casa de madera a unos cientos de metros de distancia.
Después de unos minutos, regrese con otras 3 personas, todas cubiertas pero desarmadas a la vista.
Me preguntan quién soy, de dónde vengo, por qué vine … y escriben las respuestas.
Estoy un poco nervioso, soy solo en la sielva y no sé qué esperar.
Después de este breve intercambio de palabras, me piden mi pasaporte y me dicen que espere.

 

EZLN - Junta del Buen Gobierno
Tal vez pasen 10 minutos y uno de ellos regresa y me pregunta dónde trabajo y qué hago.
En ese momento, mi empresa aún no tenía un sitio web y pensé que eran respuestas inútiles, pero obviamente respondo a cada solicitud, esperando que no haya problemas.
Después de escribirlo todo, el vuelta a la casa de madera.
Espero una respuesta y los segundos parecen horas. Siento un poco de ansiedad y preocupación.
Y aquí me dan la primera gran enseñanza del EZLN.
Pregunto al compas si hay algún problema, cuánto tiempo lleva entrar.
Su respuesta me destruye: «Los indios han esperado 500 años antes de ver sus derechos reconocidos. ¿Puedes usted esperar 5 minutos?»
«Claro, lo siento» es lo único que logré responder.

Poco después, el compa vuelve, me da mi pasaporte y me dice que lo siga.
La Junta de Buen Gobierno quiere hablar conmigo.

 

EZLN - Caracol Oventik - Junta del Buen Gobierno

Me cuentan la historia, explican el por qué y cómo de la lucha zapatista.
Yo estoy hablando y escuchando al EZLN y el EZLN me está hablando y escuchando..
Entonces uno de los compas me acompaña por el Caracol, me hace tomar algunas fotos y obviamente tengo cuidado de no disparar a los niños con la cara descubierta.
Regresé a San Cristóbal de las Casas con muchas enseñanzas y un corazón lleno de emociones.

CARACOL DE MORELIA

Tuve el segundo encuentro en el Caracol de Morelia, un día que celebraron los 10 años de los Caracoles y justo antes del inicio de la Escuelita Zapatista.
Los preparativos ya habían terminado y algunos «alumnos» comenzaban a llegar.
El número de zapatistas presentes también era muy alto, pero la Junta del Buen Gobierno estaba demasiado ocupada para hablar conmigo.

EZLN - Caracol Morelia - Bienvenido
Sin embargo, experimenté momentos maravillosos y otras enseñanzas, como las de niños que jugaban baloncesto. Los ojos no zapatistas deben acostumbrarse a lo que ven.
Nosotros crecimos con «quién gana, desafía», pero en los Territorios Zapatistas el equipo que gana nos parece ser el que pierde. Por qué no juegas más.
Los que perdieron continuarán jugando. Porque aún no ha aprendido.
Pero, en cualquier caso, no hay desafío, no hay rivalidad, no hay malicia, no hay protagonismo, no hay competencia. Solo hay juego, diversión, ganas de aprender, mejorar, ayudarse mutuamente.

BASES DE APOYO – ESCUELITA ZAPATISTA

La otra experiencia fue aún diferente.
Me hubiera gustado participar en la Escuelita Zapatista pero desafortunadamente no tuve suficientes días.
Sin embargo, viví un día en la selva junto a una base de apoyo, compas Zapatistas que no viven en el Caracol sino en terrenos quizás más peligrosos, para ser controlados y defendidos.
Comiendo y durmiendo con ellos entre el río, cascadas y vegetación densa, entendí su esencia aún más.

EZLN - base de apoyo - planta cacao

 

Compartimos café, maíz, tortillas, frijoles, carne, caldo de pollo.
He conocido las plantaciones de café, cacao (en la foto) y he comido la caña de azúcar.
Y por la noche, sentados alrededor de una mesa, hablamos largamente.

Y a mi pregunta «usted es el EZLN, ¿sabe lo que representa para millones de personas en todo el mundo?» La respuesta llega después de unos minutos, después de enfrentarse juntos y decidir las palabras, como siempre: «sabemos que muchas personas piensan en nosotros, porque vienen a hablar, a escucharnos, a estar con nosotros».
Sí, somos el EZLN pero, sobre todo, somos campesinos, venimos de la tierra y continuamos la lucha de Emiliano Zapata por la tierra y la libertad.
Para que nos vean, cubrimos nuestros rostros.
Para que podamos ser nombrados, hemos negado nuestro nombre.
Apostamos el presente para tener un futuro, y para vivir, morimos.
Somos Zapatistas, en mayoría indígenas de ascendencia Maya.
No vendemos, no nos rendimos y no cojeamos.
Somos rebeldia y resistencia.
Somos uno de los muchos clubes que romperán las paredes, uno de los muchos vientos que barrerán la tierra y una de las muchas semillas de las que nacerán otros mundos.
Somos el Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Desde las montañas del sureste mexicano

A pocos kilómetros de Ulaan Baatar, en el infinito de la estepa, aparece de repente una verdadera catedral en el desierto: el imponente monumento al héroe nacional Genghis Khan.

Pocas personas saben que en poco más de 25 años, con un ejército de solo 100,000 hombres, creó el imperio más grande en la historia humana: un reino que se extendió por 31 millones de kilómetros cuadrados, desde los Balcanes hasta el Pacífico y desde la India hasta el norte de Siberia.

Leer más