En los últimos años he dado prioridad a los viajes exigentes a nivel físico, pensando que en envejecer será más difícil hacer ciertas experiencias.
Por eso imaginé que iría a Escandinavia en el futuro.
Pero algunas conexiones adelantaron mi viaje a Noruega y reevalué mi agenda.
Nunca visito un País sin pasar por su capital. Y Oslo fue el primer destino de mi viaje.

Siempre había asociado a Noruega con la nieve, el frío y la aurora boreal. Pero, por supuesto, hay mucho más.
Los Noruegos tienen grandes tradiciones marineras, desde los Vikingos hasta la exploración del Ártico. Y no sólo eso…

¿Es posible viajar a Noruega de forma barata? Tal vez… pero es muy difícil.
Por supuesto, los estándares personales son diferentes, pero puedes tomar algunas precauciones.
En Oslo, por ejemplo, creo que el Oslo Pass es crucial.
El costo es alto (alrededor de 40,00 euros por 24 horas, 60,00 euros por 48 horas, 75,00 euros por 72 horas) pero incluye el acceso a todos los museos, atracciones y transporte de la ciudad, así como descuentos en algunos restaurantes.
Las entradas a los diferentes museos son bastante caras y si visitas las principales atracciones, gastarías más que el coste del pase de Oslo.

 

Noruega - Oslo - Ayuntamiento

 

OSLO VISITOR CENTRE

Rara vez un Centro de Información me ha ayudado realmente, pero eso no se aplica en Oslo.
Tan pronto como llegues, deberías empezar en el Centro de Visitantes de Oslo, dentro de la estación de tren.
Algunos jóvenes responden a cada pregunta rápida.
Para obtener información más detallada o para comprar boletos y suscripciones es necesario tomar el número y la cola. A veces hay que esperar mucho tiempo pero puedes leer los diversos folletos turísticos, llenos de detalles y disponibles en muchos idiomas.

NOBELS FREDSSENTER – PALACIO DEL PREMIO NOBEL DE LA PAZ

Alfred Nobel se enriqueció gracias a las 355 patentes registradas tras sus experimentos con explosivos (entre otras cosas, inventó la dinamita).
Cuando su hermano mayor murió en una explosión durante un experimento, algunos periódicos franceses creyeron que murió Alfred, «el mercader de la muerte que hizo su fortuna encontrando una manera de matar a tantas personas como fuera posible».
Conmocionado por estas palabras, decidió destinar su inmensa fortuna y los intereses acumulados posteriormente por sus fondos de inversión a la institución del Premio Nobel, que se concedería a aquellos que, durante el año anterior, más hubieran contribuido all bienestar de la humanidad.

La cifra, actualmente cercana a los 9 millones de coronas (unos 870.000 euros), se divide en cinco partes iguales: a la persona que ha hecho el descubrimiento o invento más importante en el campo de fisica, química, fisiología/medicina, a la persona que produjo el trabajo literario de la más notable tendencia idealista y, último, a la persona que ha hecho el mejor trabajo para la fraternidad entre las Naciones, para la abolición o reducción de los ejércitos y para el entrenamiento y el aumento de conferencias de paz.

Obviamente, la nacionalidad de los candidatos no debe ser tenida en cuenta al otorgar los premios.
Los premios Nobel de física, química, medicina y literatura son comúnmente considerados como los más prestigiosos en estos campos.
Por otra parte, el Premio Nobel de la Paz, especialmente en los últimos tiempos, suele ir acompañado de una controversia sobre las evaluaciones políticas que lo motivan.

 

Noruega - Oslo - Centro Nobel de la Paz

 

La Oslo Card me convenció para entrar pero desafortunadamente el escepticismo inicial se ha fortalecido minuto a minuto.
Hay exposiciones temporales en la planta baja. Encontré una exposición fotográfica sobre los cambios en los valores generacionales pero no entiendo qué tiene que ver el consumismo, el sexo y la cirugía estética con el Premio Nobel de la Paz.

En el primer piso domina la política unidireccional, una clara demostración de cómo, lamentablemente, el Premio Nobel de la Paz se ha convertido casi en el nobel de los exportadores de paz y democracia.

Esta decepción no me hace comprar nada en la gran tienda de recuerdos o en el bar de dentro.

MUSEO KON-TIKI

Mi profesor de matemáticas y física de la secundaria solía decirnos que «todos somos ignorantes». Hay quienes se ofenden y quienes entienden que esto es sólo la verdad porque no podemos saber todo.
La ignorancia, es decir, ignorar algo, debe de hecho empujar nuestra curiosidad hacia el conocimiento.
Nunca había oído hablar de Kon-Tiki y cuando entré en el museo que lo alberga me quedé sin palabras.

 

Noruega - Oslo - Kon Tiki - museo

 

Dime si conoces al noruego Thor Heyerdahl. Todos deberíamos conocerlo.

Seguro de sus estudios, quería mostrar que algunas poblaciones antiguas eran capaces de hacer viajes transoceánicos.
Estaba seguro de que las islas polinesias habían sido colonizadas en tiempos precolombinos por los pueblos de América del Sur y no por Occidente
Esto se debe a que los vientos y las corrientes en el Pacífico generalmente corren de este a oeste y en la Polinesia también hay animales y plantas comunes en América del Sur.

¿Cómo podría probarlo? En la única manera posible: ¡hacerlo!

 

Noruega - Oslo - Kon Tiki - museo

 

Thor Heyerdahl, hidrofóbico con una mínima capacidad de natación y sin experiencia como marinero, construyó el Kon-Tiki con materiales, métodos y tecnologías prehistóricas.
La balsa de madera zarpó del puerto de Callao, Peru, el 28 de abril de 1947 y llegó al atolón de Raroia, ahora Polinesia Francesa, el 7 de agosto.
Thor Heyerdahl, Erik Hesselberg, Bengt Danielsson, Knut Haugland, Torstein Raaby y Herman Watzinger lograron la increíble hazaña de cubrir unas 4.500 millas náuticas (unos 8.000 km) en 101 días en esta balsa, la legendaria Kon-Tiki.

 

Noruega - Oslo - Kon Tiki - foto en el museo

 

En 1955 Heyerdahl organizó una expedición científica a la Isla de Pascua.
Cuando llegó a la isla sólo eran visibles las cabezas de los famosos moai pero gracias a sus excavaciones fue posible sacar a la luz las estatuas en su totalidad.

 

Noruega - Oslo - Thor Heyerdahl y los moai enterrados de la Isla de Pascua

 

Noruega - Oslo - Thor Heyerdahl excava el moai de la Isla de Pascua

Él hizo varios experimentos para tallar, transportar y posicionar los moai.
Con la ayuda de sólo 5 personas, con técnicas y herramientas rudimentarias, logró en tres días tallar una estatua entera de doce toneladas en toba volcánica.
Se necesitaron 18 hombres equipados con cuerdas, un trineo de madera y una base especial de piedra para levantar y «caminar» un moai de treinta toneladas, demostrando lo factible y fácil que era.

 

Noruega - Oslo - Thor Heyerdahl y el moai de la Isla de Pascua

 

En la isla también descubrió representaciones de barcos de vela y se convenció que las antiguas civilizaciones mediterráneas navegaban en el Océano Atlántico y llegaban a América Central y del Sur.
Una vez más, sólo pudo demostrarlo haciendo el mismo tipo de viaje.

En 1969, frente a la Pirámide de Keops en Egipto, Heyerdahl construyó el barco en papiro, inspirado en los antiguos barcos egipcios, y lo llamó Ra en honor al Dios Sol.

 

Noruega - Oslo - Construcción de Ra frente a la Pirámide de Keops

Navegó desde Safi, Marruecos, pero después de casi 5.000 km recorridos en 8 semanas, y a sólo 160 km de la llegada, se vio obligado a pedir ayuda y terminar la expedición.
Debido a algunos errores de diseño y a un timón roto, los juncos dejaron entrar mucha agua y Heyerdahl temía que el Ra se hundiera con toda la tripulación a bordo.

Diez meses más tarde, el aventurero noruego lanzó el pequeño pero más fuerte Ra II con la ayuda de cuatro nativos aymaras de la zona boliviana del Lago Titicaca que están acostumbrados a utilizar barcos similares (todavía se pueden visitar las islas flotantes en el Lago Titicaca, tanto en Bolivia como en Perú).

 

Noruega - Oslo - Kon Tiki - museo

 

El 17 de mayo de 1970 zarpó de Marruecos, recorrió unas 4.000 millas de océano en 57 días y finalmente llegó a Barbados.

La tripulación estaba formada por Thor Heyerdahl, Carlo Mauri (Italia), Jurij A. Senkevich (Rusia), Santiago Genoves (México), Norman Baker (EE.UU.), Kei Ohara (Japón) e Madani Ait Ouhanni (Marruecos).

VIKINGSKIPSHUSET – MUSEO DE LOS BARCOS VIKINGOS

En el Museo de los Barcoss Vikingos estan cuatro barcos vikingos enterrados en la zona del fiordo de Oslo, encontrados entre 1852 y 1904 en Oseberg, Gokstad, Tune y Borre.
Tres de las naves contenían tumbas que han sobrevivido hasta hoy: la nave Oseberg debe datar del año 820 DC, la nave Gokstad justo antes del 900 DC y la nave Tune alrededor del 910 DC.
Del barco en la tumba de Borre (900 d.C.) hoy sólo quedan clavos de hierro.

Los tres barcos habían estado en el mar durante varios años antes de ser utilizados como barcos funerarios. Los muertos eran colocados en cámaras construidas a bordo de las naves.
Fueron enterrados con generosas provisiones de comida y bebida, varios animales y un gran número de objetos.

El Oseberg se usaba como barco funerario para las mujeres, mientras que el Gokstad y el Tune se reservaban para los hombres.

 

Noruega - Oslo - Barco Vikingo

 

El barco de Gokstad había estado en uso durante algunos años antes de que un comandante local fuera enterrado allí con sus muchos regalos: camas, barcos, una tienda de campaña, un trineo, perros, caballos y pavos reales.
Esta nave está construida de roble y mide 24 metros de largo y 5 metros de ancho. Es el más grande de los tres, con espacio para 32 remeros.
Los agujeros de los remos podían cerrarse con tapas de madera cuando el barco navegaba.
El Gokstad alcanzaba una velocidad de más de doce nudos y podía navegar hasta Islandia.

La mayoría de los objetos estaban bien conservados porque los barcos habían sido enterrados en tierra húmeda y cubiertos de arcilla y hierba, pero no se encontraron joyas ni armas, supuestamente fueron saqueados.

Ver los barcos vikingos es emocionante y no hay que perderse un viaje a Oslo.

 

MUSEO DEL FRAM

Este museo también, cercano a los descritos anteriormente, merece una visita minuciosa.

El barco Fram fue el primer barco construido en Noruega específicamente para la investigación polar. Se utilizó en tres expediciones importantes: de Fridtjof Nansen a la deriva en el Océano Ártico de 1893 a 1896, de Otto Sverdrup en el archipiélago ártico al oeste de Groenlandia (1898-1902) y de Roald Amundsen en la Antártida para su expedición al Polo Sur (1910-1912).
Esto significa que el barco ocupa una posición única en la historia de la exploración, habiendo podido alcanzar tanto el Polo Norte como el Polo Sur.

 


El Fram es realmente impresionante y es fácil imaginarse dentro el cuando las imágenes virtuales de la navegación en los grandes mares y glaciares se proyectan en los lados.

Aquí tienes un primer acercamiento a los estudios sobre la conquista del Polo Norte. Durante muchos años se han analizado las corrientes y vientos del Ártico entre Groenlandia y Siberia pero todos los intentos de llegar al Polo Norte a través del hielo del Ártico fracasaron.
Por esta razón fue necesario diseñar lo que se convertiría enel barco de madera más fuerte jamás construido.

 

Noruega - Oslo - Museo de Fram

 

Su estructura, de 40 metros de largo y 11 metros de ancho, fue diseñada para que no enfrentara directamente la presión del paquete ártico, sino que aprovechara el movimiento del hielo, trepara sobre el paquete y se desviara hacia el Polo Norte (o muy cerca de él).
También tenía que ser cómodo para la tripulación, que tendría que pasar varios años a bordo.

El barco se construyó gracias al apoyo económico de Noruega y de muchos ciudadanos privados que se enorgullecían de contribuir a su éxito.

 

 

CONCLUSIONES

Oslo me sorprendió y me enseñó muchas cosas de las que nunca había oído hablar.
Viajar para mí es descubrir, aprender, volver a casa mejor que cuando me fui.
El primer acercamiento con Noruega fue definitivamente positivo. Su capital me dio la aventura de sus antepasados y una gran sensación de paz.
No tanto, como dije, en términos del valor actual del Premio Nobel, sino para un general respeto por la naturaleza (la limpieza de la ciudad es total y nunca he visto tantos vehículos eléctricos e híbridos) y para la gente (a veces las bicicletas y los coches se detienen tan lejos de los pasos de peatones que no te parece que están pensando en ti).
Sé que estos temas pueden parecer triviales para la gente que vive en Noruega u otros países similares, pero creo que es increíble e inesperado para la mayoría de los turistas y viajeros que vienen aquí.

Oslo fue sólo la primera parada de mi viaje a Noruega, haga clic aquí para descubrir la continuación

 

Noruega - Oslo - Teatro Opera - Operahuset

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.